fbpx

La adicción a las redes sociales se está convirtiendo en una problemática cada vez más común en los jóvenes de todo el mundo. Las redes sociales como Facebook, Instagram o plataformas de mensajería instantáneas, como Whatsapp han cambiado nuestra manera de comunicarnos. Aunque nadie, hoy en día, podría poner en entredicho los beneficios aportados por las nuevas tecnologías y las redes sociales, el uso incorrecto y sin control de estas puede llegar a ser muy perjudicial para la salud.

Actualmente, el término adicción, en cuanto se refiere a las redes sociales, es controvertido ya que, aún no está incluido como tal en los manuales de diagnóstico. Aún así, se considera que las consecuencias y síntomas que provoca el uso incorrecto y descontrolado de las redes sociales se podría equiparar a las consecuencias y síntomas provocados por drogas ilegales como la cocaína o las anfetaminas.

Lejos de solo ser un mal uso, podemos considerar adicción cuando la utilización de las redes sociales se convierte en una pérdida de control, se comienzan a descuidar otros aspectos de la vida diaria (trabajo, estudios, pareja, relaciones sociales, etc), la vida de la persona gira en torno a estar conectada a internet, un tiempo prologando sin tener acceso a las redes sociales genera estrés o ansiedad, etc.

Es importante que conozcamos y estemos alerta ante los comportamientos patológicos que salen a la luz cuando existe una adicción a las redes sociales, ya que las consecuencias resultantes de una adicción a redes sociales pueden ser tan graves como la adicción a cualquier droga. En el caso de no poder reconducir ese comportamiento de manera autónoma, lo más recomendable es ponerse en manos de especialistas.

Algunas señales que podrían demostrar que existe una adicción a las redes sociales:

  1. Lo primero y lo último que se hace en el día es consultar las redes sociales.
  2. Sentir estrés o ansiedad cuando no se tiene acceso a las redes sociales.
  3. Conducir o caminar mientras se consulta las redes sociales.
  4. Preferencia por comunicarse a través de las redes sociales descuidando los registros tradicionales.
  5. Frustrarse o sentirse deprimido cuando no interactúan contigo a través de las redes sociales, «like», «me gusta», comentarios, retuits, etc.
  6. Estar constantemente pendiente a la vida de los demás llegando a pensar que es mejor que la nuestra por las publicaciones han hecho.

¡Y recuerda…!

En Clínica Antolex contamos con un equipo multidisciplinar especializados en el abordaje y tratamiento de las adicciones. Si necesita ayuda, no dude en contactar con nosotros.

Clínica Antolex, luchando juntos por tu libertad.

Abrir chat
1
¿Te ayudamos?
¡Hola! 👋 Soy Alex ¿En qué puedo ayudarte? Tranquilo....adelante, cuéntame.