Una de las adicciones más graves es la politoxicomanía, también conocida como poliadicción, policonsumo o uso de sustancias múltiples. Este fenómeno se refiere al hábito de consumir diversas sustancias con potencial adictivo de manera simultánea o intercalada, conllevando una serie de consecuencias físicas, emocionales y psicológicas.

La politoxicomanía se da en personas con una gran necesidad de experimentar nuevas sensaciones de forma compulsiva, utilizando varias sustancias para contrarrestar o potenciar los efectos de otras. Es común combinar drogas ilegales con tabaco y alcohol, lo que agrava los problemas de salud debido a los múltiples condicionantes médicos y sociales implicados.

 

¿Cuándo se considera a una persona politoxicómana?

Las clasificaciones diagnósticas DSM-IV, DSM-5 y CIE-10 establecen una categoría específica para la politoxicomanía. Aunque estas clasificaciones consideran la igualdad de las sustancias consumidas, en la práctica, suele haber una «droga principal de consumo» y otras de consumo secundario. Algunos aspectos comunes en las personas politoxicómanas incluyen:

  • Consumo de múltiples sustancias: Combinándolas en un corto periodo de tiempo o intercalándolas.
  • Sustancia principal: Una droga predomina mientras otras se consumen de manera esporádica.
  • Riesgos multiplicados: Aumento de problemas físicos, sociales, familiares y psicológicos.
  • Comportamiento reservado: Ocultan su consumo y consumen solos o inventan excusas.

Hay diferentes motivos por los que una persona puede llegar a considerar politoxicómana, como por ejemplo, aminorar los efectos negativos de otras drogas (marihuana para contrarrestar la cocaína) o potenciar los efectos, con la mezcla de drogas y alcohol. Otras razones pueden ser:

  • Inconsciencia: Consumo de una sustancia adicional sin considerar los efectos.
  • Reemplazo económico: Uso de combinaciones más accesibles en ausencia de la droga preferida.
  • Reducción de dependencia: Uso de múltiples sustancias para disminuir la adicción a una sola.

Síntomas

Los síntomas de la politoxicomanía son complejos y se agravan con la interacción de varias sustancias. Incluyen trastornos del control sobre el uso, como consumo en cantidades mayores de lo previsto, esfuerzos fallidos para reducir el consumo, y descuido de la alimentación, el sueño y la apariencia física. También el deterioro de la actividad o capacidad social, como el incumplimiento de obligaciones, repercusiones sociales negativas y reducción de actividades recreativas. O un consumo patológico, con el uso de sustancias en situaciones de riesgo y continuado a pesar de problemas médicos o psicológicos.

Algunos ejemplos de consumo en personas politoxicómanas son:

    • Consumo de fin de semana: Alcohol, cocaína y marihuana, con tabaco intercalado.
    • Combinación de sustancias recreativas: Éxtasis o LSD con alcohol.
    • Automedicación: Benzodiacepinas recetadas mezcladas con alcohol.
    • Reemplazo de sustancias: Fumar marihuana o beber alcohol en ausencia de cocaína por razones económicas.
    • Conductas combinadas: Consumo de drogas con adicciones comportamentales como la ludopatía o el sexo.

Centro de desintoxicación en Chiclana de la Frontera

La politoxicomanía es una condición compleja y peligrosa que requiere un tratamiento especializado. En Antolex, estamos comprometidos a proporcionar el mejor cuidado posible, abordando todas las facetas de esta adicción para garantizar una recuperación efectiva y sostenible. Si tú o un ser querido necesita ayuda, no dudes en contactarnos. Estamos aquí para ofrecer el apoyo necesario en cada paso del camino hacia una vida libre de adicciones.